¿Como preparar un helado fitness?

Empieza el veranito, llega el calor y el momento de quitarse ropita, comienza las urgencias por perder esa tripita que nos ha salido durante el invierno y ahora queremos quitar, para poder lucir tipito en la playa. Los milagros no existen y todo trabajo que no hayas adelantado no podrás conseguirlo en tiempo récord, pero desde aquí te animo a que empieces a ponerte enserio no solo por lucir tipito en la playa sino por mejorar tu salud y estar bien todo el año.

Para ello hoy vamos a darte la receta de cómo hacer un maravilloso helado fitness, para que puedas disfrutar de un buen helado fresquito sin la necesidad de meterte cantidades ingentes de azúcar, ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

Como todos no tenéis la opción de tener suplementos en casa o no los conocéis, vamos a presentaros una receta con ingredientes sanos y que todo el mundo puede tener en casa. Vamos a enseñaros como hacer un helado de fresas natural y fitness.

 

Receta

Nuestro ingrediente principal va a ser el queso batido fresco 0%, muy fácil de encontrar en cualquier supermercado y con el que sustituimos a la típica proteína whey con la que hacemos la mayor parte de “Guarrerias” fitness.

Este queso fresco 0% que podemos encontrar por ejemplo en Mercadona, tiene un aporte proteico de 9g/100g con un porcentaje de grasa del 0,1% y con una KCAL de 47Kcal/100g. Esto no solo nos va a proporcionar un helado rico en proteínas y muy bajo en grasas sino que además nos va a proporcionar una textura digna del mejor helado.

fresas congeladas para hacer un helado fitness

Para empezar con la receta necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 400 gr de fresas
  • 1 banana grande
  • ½ vaso de leche desnatada o de soja o avena
  • 2 tazas de queso fresco batido 0% grasa

Empecemos a cocinar…

  • Deberás picar la fresa el día anterior y congelarla
  • Metemos en la licuadora la banana, con el vaso de leche y el queso fresco y lo batimos todo hasta que se cree una mezcla homogénea
  • Por último añadimos la fruta picada y congelada y seguimos licuando hasta que veamos que la textura es la de un helado.

Consejos

Si no te gustan las fresas puedes usar otro tipo de fruta para que disfrutes de un verdadero helado a tu gusto. Si además nos ha pillado el toro y no hemos podido congelar la fruta el día antes, no te preocupes añade a la licuadora hielo picado que podrás encontrar muy fácil en cualquier supermercado y problema solucionado.

Al final se nos ha quedado una auténtica maravilla de helado, con tan solo 329 Kcal en total, increíble ¿no?